Y tu nevera te avisará cuando caducan los yogures

Y tu nevera te avisará cuando caducan los yogures

 

Sitúense hace más o menos 10 años, seguramente hayan escuchado eso de “Tu nevera estará conectada a internet y te avisará cuando caducan los yogures”. ¿No les parece ridículo? De todas las cosas fascinantes que podríamos imaginar pensamos en que nos avisen cuando caduca un yogur. Podría ser un meme de “First world problems”.
Me resulta siempre muy interesante ver como proyectamos el futuro a partir de la tecnología, lo que nos permite no solo contrastar la predicción en si, sino aprender las claves del error o acierto de cara a nuevos proyectos. No hablo de coches voladores o robots mayordomo, hablo de esa ventana de oportunidad que se abre con tecnologías disruptivas que con seguridad van a cambiar el ecosistema empresarial y económico. Quien tenga la visión y ejecute bien su plan, gana.
Pero volvamos a la nevera y al yogur, he utilizado muchas veces este ejemplo, más bien contraejemplo, para hacer notar lo importante que es poner buenos “casos de uso” de utilización de un producto, servicio o tecnología. Modestamente creo que uno de los grandes problemas de la domótica ha sido la falta de ejemplos de uso que cambien nuestra vida sin introducir demasiada fricción. Subir persianas, riego automático o alarmas, no parecen desde luego usos tecnológicos que nos dejen sin habla, de hecho muchos de ellos ya existían por separado.
Vayamos un paso adelante y veamos como Microsoft imaginaba la casa inteligente del futuro, ya con tecnología digital y de Microsoft, claro:

No se puede decir que no se hayan esmerado en poner casos de uso, pero sin embargo la mayor parte de ellos eran más impactantes que prácticos y ya no entremos en el precio de la tecnología de la época. Actualmente con un móvil y una smart tv ya superamos ese futuro, y todavía acabamos de empezar. Pero aunque la predicción nos parezca naif, no va desde luego desencaminada: este vídeo es tecnológicamente relevante, puesto que es uno de los primeros pasos en la integración de sistemas digitales basados en tecnología IP y arquitectura clásica de ordenador en el hogar, en contraposición con la domótica de los noventa basada en redes de comunicación privativas no IP, microcontroladores y sistemas  eléctricos de control. Este cambio unifica, reduce fricción y abarata costes.
Existe ya gran unanimidad que “the next big thing is the internet of things”, los dispositivos se conectan a internet para interactuar entre ellos, con servicios o con personas. En este contexto el hogar es altamente relevante pasando del concepto “domótica” al concepto “hogar digital”, es decir, esa transición que intuía Microsoft. Pero seguimos sin ver casos de uso que cambien nuestra forma de vida, incluso los gurús del internet de las cosas reconocen que es pronto para tener una visión completa y precisa del futuro que viene, a pesar de ello la intuición nos asegura que lo cambiará todo. De igual forma sucede con otras tecnologías como la impresión 3D o los drones, lo cambiarán todo pero todavía solo sabemos algunos ejemplos. Esta es una de las razones que justifican el éxito de Kickstarter, personas proponiendo casos de usos de uso para la tecnología, que son refrendados por usuarios con su dinero.
Pero estamos en The Conference, la sección de Westinghouse dedicada a analizar una conferencia magistral. En este caso “The magic washing machine” de Hans Rosling, profesor sueco de medicina y estadística en el Karolinska Institute, fundador de Gapminder Foundation y un habitual de las charlas TED. Pues bien, esta conferencia describe uno de los mejores y más relevantes ejemplos de utilización de tecnología de todos los tiempos ¡La lavadora! Una máquina tan relevante que nuestra visión del mundo y de la macroeconomía se puede describir a partir del acceso a ella, como magistralmente hace Hans Rosling.
El discurso que vemos en este vídeo comienza con una historia personal y emocional, sobre la importancia de la máquina que permite lavar, y por tanto ahorrar tiempo y esfuerzo, en una tarea diaria. El uso de esta máquina ha sido revolucionario hace cien años en Suecia y ahora lo está siendo en otros países, de hecho “hasta los más estrictos ecologistas utilizan lavadora” dice con sorna. Es decir, estamos hablando de una necesidad universal, que aporta mucho valor y que cambia el día a día de las personas. Y sentencia: “Si existe democracia la gente votará por las lavadoras”.
El análisis continúa con el consumo energético asociado al desarrollo y las tendencias futuras, en las que el profesor Rosling es un experto y gran divulgador. Tanto en esta como en otras charlas esas tendencias muestran un mundo en el que los países no occidentales ganan una mejor posición económica y de desarrollo; en resumen, más lavadoras y más energía. Esta conclusión nos puede dar una nueva perspectiva de la economía, la empresa y cuales pueden ser las aplicaciones de la nueva tecnología.
Quizá desde esta perspectiva ya no nos sorprende que Kenia lidere los pagos vía movil a nivel mundial. O que un país como China que hace 15 años era símbolo de pobreza ahora arrasa a eBay con Alibaba en la bolsa americana. O en de Corea del Sur, que Samsung sea decimoquinta empresa mundial por ingresos que pugna con Apple en el mercado de los Smartphones, entre otros mercados, mientras en Europa lloramos la fagocitada Nokia.
Seguramente ustedes sean capaces de poner más y mejores ejemplos, al fin y al cabo es de lo que trata este artículo; de encontrar buenos ejemplos de productos que mejoren nuestro hogar, buenos ejemplos de aplicaciones tecnológicas para el día a día, buenos ejemplos de tendencias que cambien nuestro mundo, buenos ejemplos de organizaciones donde casi nadie las espera; en definitiva, buenos ejemplos de generación de valor en un mundo en beta continua.

Comments are closed.